Preparación de Suspensiones Orales


¿Es lo mismo un jarabe que una suspensión?

Muchos medicamentos por sus características químicas, no se disuelven completamente en agua, razón por la cual se preparan en “Suspensión”. Esta es una forma farmacéutica en que el principio activo (fármaco) no está disuelto completamente, sino que una parte de él se mantiene suspendido "flotando" en el líquido, a diferencia de los jarabes donde el fármaco se encuentra totalmente disuelto.


Dentro de las ventajas de las suspensiones se encuentran:

  • Brinda la posibilidad de dosificar en forma más exacta y cómoda medicamentos de acuerdo a la edad y peso del paciente.
  • Permite enmascarar en algún grado el mal sabor del medicamento.
  • Se prefieren cuando el fármaco tiene un período de eficacia muy corto. Entonces, se opta por las suspensiones que se reconstituyan solo en el momento de administrarla al paciente.
    Actualmente, existen variados medicamentos que han sido elaborados en la forma de suspensión, como por ejemplo: analgésicos, antihistamínicos, antibióticos, entre otros, los cuales pueden encontrarse preparados para su uso directo o que se deben resuspender previo a su administración. En el caso de que el medicamento se deba resuspender, dependiendo del preparado en particular, las instrucciones pueden variar, es por este motivo que la información se encuentra especificada en cada envase.

 

La técnica a utilizar para reconstituir una suspensión incluye los siguientes pasos:

  • Agitar el frasco para remover el polvo: para que la suspensión resulte lo más homogénea posible, es de vital importancia que siga este paso, ya que se debe soltar el polvo adherido a las paredes del envase.
  • Para resuspender, utilice agua recién hervida y fría: El agua debe ser hervida y se deja enfriar, ya que si se utiliza caliente o tibia, esta temperatura puede afectar la efectividad del producto.
  • Agregar “x” ml del agua (hervida y fría), dependiendo del producto e instrucciones: Normalmente a estos productos se les adjunta un vaso medida que marca hasta cierta cantidad de ml, por lo tanto, se debe utilizar 2 veces.
  • Cerrar el frasco y agitar: Ya que gran parte del medicamento que se encuentra en los gránulos que se depositan en el fondo del envase debe ser distribuido en forma homogénea para lograr una dosificación estable durante el tratamiento y de este modo se logre el efecto terapéutico óptimo.
  • Agítese antes de cada administración.
  • Respete la fecha de vencimiento del medicamento: esto dependerá del preparado, lo cual viene impreso en el envase en particular. En general los antibióticos sólo se elaboran para su uso durante el período que comprende el tratamiento, por lo cual no pueden almacenarse para su uso posterior. Aquellas suspensiones que vienen reconstituidas del laboratorio que las produce, una vez abiertos no deben ser utilizadas por un período superior a 2 o 3 meses como máximo. Seguir las instrucciones de resuspensión según lo especificado en el envase: en algunos casos se recomienda adicionar una porción del volumen total de agua y posteriormente se debe agitar, esto se recomienda para evitar que en el fondo del envase quede parte del polvo sin disolver. Luego se agrega el resto de agua hasta lograr el volumen total del preparado.



RECOMENDACIONES PARA LA CORRECTA PREPARACIÓN DE LA SUSPENSIÓN

Siempre agite vigorosamente el frasco antes de tomar el medicamento. La suspensión reconstituida, cuando es refrigerada entre 2 y 8º C, puede mantenerse por hasta 10 días. La suspensión reconstituida no debe mezclarse con líquidos calientes.
Agitar el frasco para esparcir los gránulos, retirar la tapa y la membrana sellada con calor. Si esta última está dañada, o no está presente, el producto debe devolverse al farmacéutico. Luego agregar la cantidad total de agua (hervida y fría) al frasco según lo establezca la etiqueta. Colocar nuevamente la tapa. Invertir el frasco y moverlo vigorosamente (cuando menos 15 segundos), como se muestra abajo. Virar el frasco a una posición vertical y agitar vigorosamente. Refrigere inmediatamente a una temperatura entre 2º y 8º C.
El período de eficacia de la suspensión no reconstituida, desde la fecha de manufactura, generalmente es de 24 meses cuando se almacena a temperaturas menores de 30º C. La suspensión reconstituida, cuando se refrigera entre 2 y 8° C, puede mantenerse hasta por10 días.

suspenciones

Si está tomando la suspensión, agite muy bien el frasco por 15 segundos antes de cada uso para mezclar uniformemente el medicamento. Ingiera la dosis correcta sin masticar los gránulos presentes en la suspensión. Cierre bien el frasco después de cada uso.
Puede almacenar la suspensión en el refrigerador o a temperatura ambiente, perfectamente cerrada, hasta por 14 días dependiendo del producto. No congele la suspensión. Deseche el sobrante de la suspensión después de 14 días, así como los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar los medicamentos.

Muchos medicamentos por sus características químicas, no se disuelven completamente en agua, razón por la cual se preparan en “Suspensión”. Esta es una forma farmacéutica en que el principio activo (fármaco) no esta disuelto completamente, sino que una parte de él se mantiene suspendido "flotando" en el líquido, a diferencia de los jarabes donde el fármaco se encuentra totalmente disuelto.

 

[ Volver ]